«

»

La importancia de gestionar el ‘Ego del Emprendedor’

origen foto.abuenashoras.comAfiecyl. Rebeca Sánchez

Hace muy poco leí precisamente un artículo sobre esta cuestión, que en principio, me descolocó porque no me imaginaba que el propio ego de un emprendedor pudiese influir de una manera tan notable en su empresa. Tras leer este artículo y conocer algunos casos, muy gráficos, por cierto, decidí empaparme un poco más.

Y es que el ego es importante para pensar, afrontar y encarar un proyecto. Además creo, que por muy perfecta que sea la idea, si no hay un buen emprendedor, que además se lo crea, el proyecto podría no llegar a buen puerto.

Por eso, el ego, algo que en principio, podría sonar negativo, no lo es, porque no estamos hablando de ego como personas dominantes, petulantes y engreídas, sino como personas que creen y confían en ellas mismas.

Pero esa autoconfianza puede desbordarse y sobrepasar al proyecto. Es ahí donde llega el problema y donde veo la importancia de gestionar el propio ego y dos cuestiones que están directamente relacionadas: el éxito y el fracaso.

En el caso del fracaso, nuestro ego sufre un “batacazo” importante y solo queda sobreponernos, analizar los porqués de nuestra situación, aprender y seguir.

El ego desbocado

Pero quiero que nos centremos en los casos de éxito. Emprendedores que dieron con la idea, el proyecto, el equipo y con su propio trabajo y esfuerzo lograron empresas de éxito. La cima es el peligro para el ego porque todo lo de abajo se ve más pequeño y se puede tender a despreciar o no apreciar cuestiones importantes que acaban pasando factura, a veces muy alta, a nuestra empresa. Este es el caso de Infojobs o Bodaclick, dos empresas que tras su éxito subieron sus precios de manera desorbitada, lo que les llevó a tener que rectificar.

No perder de vista

Por ello es importante no perder la perspectiva (a veces no es fácil) y saber siempre quiénes somos y de dónde venimos. No estará de más que sepamos observar, escuchar y ponernos en la piel de otros, aunque estén alejados de nuestras ideas o principios. Nunca se sabe de quién podemos aprender. Esto también será una buena cura de humildad, que en ocasiones nos ayudará a mantener los pies sobre la tierra, incluso después de volar sobre las miles del éxito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>